sábado, 26 de octubre de 2013

Ministerio de Agricultura de China intenta imponer el cultivo de transgénicos

Un campesino chino trabaja en un campo híbrido de siembra de arroz, el 20 de junio de 2006 en la ciudad de Changsha, provincia de Hunan. El Ministerio de Agricultura de China ha hecho investigaciones con arroz transgénico en animales y ahora los expertos proponen que las autoridades impulsen la industrialización del arroz transgénico. 


El Ministerio de Agricultura de China ha financiado recientemente un programa destinado a generar confianza en la gente sobre los productos transgénicos. Por un lado, realizó una serie de experimentos con alimentos modificados genéticamente en los que alimentó con arroz transgénico a cerdos y monos. Por el otro, celebró una serie de eventos de degustación de arroz transgénico. Al mismo tiempo, los expertos están instando a las autoridades chinas a avanzar rápidamente en la industrialización del arroz transgénico, tratando de allanar el camino para el avance de esta industria.

El 19 de octubre, la Universidad Agrícola de Huazhong, en la provincia de Wuhan, organizó un “Banquete de arroz transgénico”, en el que ofrecían arroz dorado, un nuevo producto de arroz transgénico, para la degustación de los asistentes. De acuerdo con los medios estatales, desde el mes de mayo agencias chinas han organizado actividades similares de degustación de arroz transgénico en 28 ciudades.
A principios de este año, 61 académicos de la Academia China de Ciencias y la Academia China de Ingeniería escribieron una propuesta a los más altos dirigentes del Partido: “No podemos seguir esperando para promover la industrialización del arroz transgénico. Si la industrialización de los OMG (organismos modificados genéticamente) no se desarrolla, el comercio no se desarrolla. Y esto tiene un impacto muy grande en la investigación científica”.
En respuesta a la opinión cada vez más opositora del público a los transgénicos, Zhang Qifa, académico de la Academia China de Ciencias, dijo al periódico Southern Metropolis Daily: “No es inteligente confiar en la opinión pública sobre la política de industrialización de los OMG… Si las normas no son las adecuadas, deberían revisarse. Es como un partido de fútbol: El que toma la decisión es el árbitro, no los aficionados”.
Los internautas chinos se preguntan por qué los expertos chinos están tan interesados ​​en la promoción del consumo de alimentos transgénicos. Dongcheng Shiwenzhe preguntó : “¿Por qué estos “expertos” obligan a la gente a comer alimentos transgénicos? Si realmente es tan seguro, ¿por qué2 tantos países en todo el mundo se oponen a esto? ¿Por qué?

Zhang Qifa dijo en la entrevista: “Por fin en 2009, después de 11 años de duro trabajo, hemos recibido certificaciones de seguridad para dos arroces transgénicos. Sólo necesitamos la aprobación de variedades, licencias de producción y licencias de negocios para la industrialización. Si las certificaciones expiran el año que viene, se va a retrasar la industrialización”.
Los medios de comunicación dirigidos por el Estado chino han reportado ampliamente sobre varios experimentos exitosos realizados con transgénicos por expertos en agricultura, pero aún hay una fuerte resistencia en la población, con decenas de miles de comentarios negativos en Internet, algunos de los cuales fueron reportados ​​por La Gran Época.

Un experimento reciente fue alimentar cerdos miniatura durante 90 días de con arroz transgénico, una tarea asignada a la Universidad Agrícola de China por el Ministerio de Agricultura.
“Durante los 90 días de experimentos, no hubo toxicidad o mortalidad en los cerdos. Su piel era suave y brillante, y sus movimientos eran flexibles. Tenían una dieta normal y buenas condiciones para el crecimiento y el desarrollo”, dijo el 21 de octubre Huang Kunlun, el experto en arroz transgénico responsable de la prueba, a Beijing News.

Otro experimento con OMG, también ordenado por el Ministerio de Agricultura, se está llevando a cabo con macacos, monos de tamaño medio. “Los macacos son primates que se encuentran muy cerca de los seres humanos”, dijo Lin Yongjun, un investigador que trabaja en el proyecto, a los medios de comunicación chinos.

Los usuarios chinos de Internet no están convencidos con la aparente conclusión de que debido a que los animales no han sufrido ningún daño, los alimentos transgénicos son completamente seguros para los seres humanos.
El internauta Cuichenghao publicó esta observación en Sina Weibo, un popular sitio web de redes sociales: “Los profesores llegaron a la conclusión de que es seguro para los seres humanos comer arroz transgénico porque no le ha pasado nada a los cerdos después de 90 días de comer arroz transgénico. Me eché a reír. Los cerdos comen toda clase de desperdicios durante toda su vida, y no les pasa nada. ¿Ustedes profesores, comerían basura?”

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Qué quieres comentar?