viernes, 22 de noviembre de 2013

El virus salvaje de la poliomielitis está libre y amenaza a Europa (Partes I y II)

El virus salvaje de la poliomielitis está libre y viene de Pakistán. La Organización Mundial de la Salud (OMS) prometió de manera arrogante la erradicación de la poliomielitis para el año 2000. Y sólo fue una promesa incumplida más, como la Salud Para Todos en el año 2000. Seguimos con poliomielitis y quizá por los siglos de los siglos.



Polio Virus


Leo todo esto en un fenomenal artículo del médico Juan Gérvas. Él escribe:
No es una conjura de necios, que algún asesino hay. Así, el presidente de Estados Unidos que ordenó matar a Osama ben Laden tras haberlo localizado mediante la toma de muestras en una falsa campaña de vacunación contra la hepatitis B, en Pakistán“.
El médico espía fue encarcelado, juzgado y condenado a 33 años de cárcel, en Pakistán, en 2012. Pero una vez que mejoraron las relaciones con Estados Unidos, la sentencia se ha puesto en cuestión y está pendiente de revisión en la actualidad, en 2013.

Existe oposición ideológica y religiosa a la vacuna contra la poliomielitis en los países donde es endémica y se difunden bulos o efectos adversos tipo impotencia (Pakistán, Afganistán y Nigeria).
En esa ocasión el médico cambió su actividad normal en la campaña de vacunación oral contra la poliomielitis por una falsa campaña de vacunación contra la hepatitis B, en el pueblo donde los espías de la CIA sospechaban que estaba refugiado el terrorista. El médico pudo conseguir muestras de sangre para el análisis de ADN que confirmó la presencia de la familia de Osama ben Laden (y llevó a su asesinato posterior por fuerzas armadas de los EEUU).

El suceso dio alas a los talibán y ha redoblado los problemas para la aceptación de la vacuna de la poliomielitis. Este ejemplo demuestra la interacción entre política, religión y vacunas que complica el ya enrevesado panorama del impacto de la vacuna de la poliomielitis en la ecología de los virus de la polio.
¿Ha valido la pena el asesinato de Osama ben Laden a costa de disminuir todavía más el crédito de las campañas de las vacunas contra la poliomielitis? Los casos de poliomielitis han aumentado en Pakistán en 2013, por el tipo 1 de virus salvaje, WPV1. Esa cepa puede seguirse hasta los desagües de El Cairo (Egipto) en 2012, en todo Israel y en Palestina (en agosto de 2013) y también en Siria, donde causó un brote de poliomielitis en octubre de 2013.

En estos países ha habido que revacunar masivamente a la población infantil con la vacuna oral. Esta política sanitaria provocó las dudas consiguientes en la población de Israel, cuyos niños ya estaban vacunados con la vacuna inyectable contra la polio.


***


Sigo con lo que publiqué ayer basado en dos fenomenales artículos del médico Juan Gérvas sobre los múltiples intereses en torno a la vacuna de la polio y cómo puede ponerse en peligro por ello a la población. En este texto nos centramos en Europa. Los virus salvajes de la poliomielitis persisten porque la vacuna inyectable no los erradica y porque no se ha vacunado todo el mundo por vía oral.
A su vez, la vacuna oral conlleva la deriva y mutación de los propios virus vacunales orales y se generan los “poliovirus circulantes de origen vacunal” que la Organización Mundial de la Salud (OMS) atribuye a fallos o bajos niveles de vacunación.


Poliovirus 


Sin embargo, en Finlandia, sin fallos y con niveles máximos de vacunación, se ha demostrado reiteradamente la presencia en las aguas residuales de dichos virus”virulentos” de la polio, procedentes probablemente del intestino de pacientes con alguna inmunodeficiencia.


Es decir, en las aguas fecales tenemos en Europa poliovirus neurovirulentos de origen vacunal y ahora se cierne la amenaza de los virus salvajes que proceden del Pakistán donde Estados Unidos asesina brutalmente “terroristas” sin pudor, sin ética y… sin responsabilidades en salud pública.
Además, también hay un virus salvaje de la polio procedente de la India (Uttar Pradesh) que causó un brote gravísimo en Tayikistán en 2010. Por todo ello, Europa se prepara frente a una posible re-emergencia de la poliomielitis.

Conviene ver el problema en su conjunto, pues al impacto de las políticas “contra los terroristas” de Estados Unidos, al rechazo de los talibán y a la arrogancia e ignorancia de la Organización Mundial de la Salud (OMS) se suman los cambios sociales sanitarios.

Así, está volviendo la “moda” de las amigdalectomías, justificadas ahora con “el niño ronca” (apnea del sueño) pero mantenidas de siempre en España muy por encima de lo prudente (como demuestran los datos del Atlas de Variaciones de la Práctica Clínica).

En 1910 se planteó la hipótesis de que la poliomielitis era más frecuente y más grave entre los niños amigdalectomizados y el debate duró hasta el advenimiento de la vacuna. Parece no haber muchas dudas de tal asociación entre poliomielitis y amigdalectomía. Así pues, tras la amigdalectomía, la poliomielitis es más frecuente y grave. ¿Por qué no evitamos, al menos, las amigdalectomías innecesarias y nos vamos preparando para lo que tenga que llegar de la polio?
En síntesis, no es una conjura de necios la que trae de nuevo la poliomielitis a nuestras vidas. Es una conjura de asesinos, de ignorantes, de imprudentes y de arrogantes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Qué quieres comentar?