jueves, 24 de abril de 2014

¿Comida o química? 172 ingredientes por 34 céntimos

En algunos países, la industria de la alimentación se ha convertido en una extensión de la industria química.

Es el caso de EEUU, donde la población, en muchos casos, literalmente no sabe lo que está comiendo.
El reto que se plantearon en la web nutritionalanarchy.com, era encontrar el producto comestible a la venta que contuviera más ingredientes por menos precio.
Y superaron todas sus expectativas: hallaron un alimento con la asombrosa cantidad de 172 ingredientes diferentes por tan sólo 48 centavos (34 céntimos de euro)

Evidentemente, se trataba de un producto industrial pre-cocinado y congelado.




Este es un resumen de los componentes de ese supuesto producto alimentario..

“Para empezar, el alimento lleva grandes cantidades de derivados del maíz y la soja, muy probablemente modificados genéticamente, ya que en ninguna parte del envoltorio dice lo contrario y alrededor del 90 % de cultivos de maíz y de soja de los EE.UU. son GMO.
El maíz y la soja son dos de los tres cultivos más altamente subsidiados por el gobierno americano, lo que explica por qué se encuentran en prácticamente todos los productos alimentarios procesados ​​en los supermercados americanos.


Este alimento también contiene tintes de color artificial amarillo # 5 y # 6 , que son derivados del petróleo sintético a base de alquitrán de hulla y que han sido prohibidos en otros países debido a los múltiples estudios que demuestran abrumadoramente que pueden desencadenar problemas de comportamiento como el TDAH (trastorno de deficit de atención).
Los estudios en animales también han vinculado estos tintes con la aparición de tumores en los riñones y los intestinos y debido a la forma en que se procesan , pueden estar contaminados con varios agentes cancerígenos incluyendo bencidina y 4-aminobifenilo.

Este alimento también contiene una ración abundante de la neurotoxina glutamato monosódico.
También encontramos eritorbato de sodio, que es una variación química no nutritiva del ácido ascórbico que se utiliza como conservante, no solo para evitar la pérdida de color y sabor, sino para reducir la formación de nitrosaminas cancerígenas.
El eritorbato de sodio es conocido por causar todo tipo de efectos secundarios, como dolores de cabeza, náuseas y vómitos, diarrea, fatiga generalizada y hemólisis (que es cuando los glóbulos rojos se rompen, hecho que puede provocar anemia y otras complicaciones). Además, el exceso de eritorbato de sodio puede causar una peligrosa acumulación de ácidos en la sangre y cálculos renales”

¡Y este es sólo un de las 172 ingredientes que figuran en el envoltorio de este alimento!
Es evidente que la obesa y alienada población norteamericana está siendo envenada con la comida basura que envenena sus cuerpos y sus cerebros.
Pero a pesar de que en Europa parece haber un mejor control de la calidad de los productos alimentarios, muchas de las porquerías químicas que ingieren los nortemaericanos, también las podemos encontrar en la industria alimentaria europea.
Y eso debería hacernos reflexionar.
Como dijo Hipócrates: “Que la comida sea tu medicina y la medicina sea tu alimento”

Enviado por: identificación

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Qué quieres comentar?