jueves, 15 de mayo de 2014

Grupo Clarín escinde monopolio para adaptarse a Ley de Medios

El Grupo Clarín avanzó ayer con la decisión de poner a la venta casi todas sus señales de televisión por cable, varias emisoras radiales y canales de aire del interior para, de esta forma, terminar de adaptarse a la norma sancionada por el Congreso en octubre de 2009. También avanzó en el proceso de escisión de Cablevisión en tres empresas, tal como ya propuso a la Afsca en su plan de adecuación.
Además, el grupo le dará continuidad a sus actividades a través de una sociedad que englobará marcas emblemáticas como Canal 13, Radio Mitre, FM 100; la señal de cable Todo Noticias (TN); 24 licencias de Cablevisión y sus medios gráficos. La sociedad mantendrá el nombre de Grupo Clarín S.A (GCSA), y seguirá cotizando en la bolsa, pero verá reducida su estructura y capital social para reflejar el impacto patrimonial de los activos a vender.

En el caso de Cablevisión, la sociedad continuadora de la actual operadora de TV paga más grande del país será la incluida en la unidad dos en la propuesta de desinversión. Es decir, la que contiene 24 licencias de TV paga, mayormente en Capital y provincia de Buenos Aires; Fibertel y la señal de cable Metro. El 40% del capital de esta sociedad está en manos del empresario mexicano David Martínez, quien debe analizar si se desprende de su tenencia para poder cerrar la compra de Telecom Argentina que el Gobierno aún no ha definido si autoriza o rechaza.
En el caso de la tercera unidad del plan de adecuación, el grupo definió que será puesta a la venta. Agrupa otras 20 licencias de Cablevisión. Lo mismo ocurrirá con la cuarta unidad, que aglutina las señales Canal 13 satelital; Magazine; Volver; Quiero Música en mi Idioma; Canal Rural; TyC Sports y TyC Max. También tendrá cartel de venta la quinta unidad, que operará las FM de Tucumán, Bariloche, Bahía Blanca y Santa Fe. Y la sexta, con Canal 7 de Bahía Blanca y su participación en Canal 9 de Mendoza.

Ayer, Clarín envió a la Bolsa de Comercio de Buenos Aires una copia del Acta de Directorio Nº 283 que refleja las consideraciones de las tareas realizadas por el grupo de trabajo creado para encarar el plan de adecuación. En el documento, Alejandro Urricelqui, vicepresidente de Clarín e integrante de dicho grupo, detalló las propuestas acercadas a los accionistas, tras criticar lo exiguo del plazo otorgado por la Afsca para ejecutar el plan de división y las constantes amenazas del Gobierno de encarar un proceso de transferencia de oficio. En este contexto, informó que se estudiaron tres alternativas diferentes de adecuación: fusión, escisión y venta de activos. La primera fue descartada por considerarse incompatible con las premisas de la Ley de Medios. Por ese motivo, se optó por las otras dos variantes para su reorganización societaria. En el caso de la escisión, impacta en Cablevisión ya que se aprobó su división en tres sociedades independientes y que la empresa continuadora sea la ubicada en la unidad dos. Esta sociedad cotizará en los mercados bursátiles y reducirá su capital para luego emitir nuevos títulos con el objetivo de no complicar a los accionistas minoritarios.

Al respecto, el grupo Clarín solicitó a la Comisión Nacional de Valores (CNV), la conformidad administrativa para encarar el proceso de escisión y partición de la operadora en tres firmas distintas e independientes: Cablevisión S.A. continuadora, y dos sociedades nuevas a constituir con la escisión parcial de su patrimonio. Fuentes cercanas a David Martínez sostuvieron que el empresario venderá las acciones correspondientes a las dos sociedades escindidas, aunque nada dijeron sobre el futuro de sus tenencias en la Cablevisión continuadora. También recordaron “el gran esfuerzo que hizo Martínez para que el grupo se adecuase a la ley” y que Fintech “está en sintonía con la visión de desconcentración promovida por el Gobierno”.

En el caso de las otras unidades (de la 3 a la 6), el grupo mantendrá las negociaciones para la venta de todos los medios abarcados por las cuatro sociedades. “Se continuará con los esfuerzos para su venta a terceros”, explicó Urricelqui. El ejecutivo, de todos modos, no descartó la posibilidad de que el proceso de venta también incluya a las unidades de mayor tamaño. Es decir la una o dos, aunque las chances son menores. “Se están manteniendo discusiones de negocios con interesados nacionales o internacionales con experiencia y reconocimiento en las distitntas industrias”, agregó.
Sin embargo, también advirtió que los valores de los activos en Argentina “están negativamente afectados por el riesgo país, las restricciones de acceso al mercado de divisas y las limitaciones en la inversión y el financiamiento”. De todos modos, las negociaciones parecen estar avanzadas.

Enviado por: Aaron

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Qué quieres comentar?