viernes, 23 de mayo de 2014

La ignorancia como símbolo del mundo


LA IGNORANCIA COMO SIMBOLO DEL MUNDO


En este mundo en el que el ego se erige como el rey de reyes, en el que la partida se juega entre dominadores y dominados, los dominadores llevan todas las de ganar. Y la peor enfermedad que se padece, y para la cual no parece haber un remedio fácil de administrar, es la IGNORANCIA.
El ignorante no nace; se hace.



Al ignorante ya se le va inculcando la ignorancia desde la cuna. Los padres de los ignorantes procuran inculcar a sus retoños sus ignorancias: ir a misa, ser obedientes ante los superiores para no tener problemas, procurar pensar como los demás para no desentonar. El ignorante va creciendo deglutiendo la telebasura, tomando Cola Cola y zampando bocadillos rebosantes de hormonas en los Burger Kings y jaleando a los millonarios jugadores del Madrid, Barça, etc, y pagando burradas en las taquillas de los estadios -tras haber pasado la noche a la intemperie para conseguir ver, en vivo, los goles de Ronaldo.y Messi. Acuden en manada borreguil al concierto de tal o cual cantante, y pueden desplazarse cientos de kilómetros para escuchar unos gritos del un cantante de fama mundial. 

A la hora de votar, entregan su voto sin el menor criterio y vuelven a dar su confianza a los mismos por mucho que olvidaran de cumplir sus promesas electorales y les suprimieran conquistas sociales. Entre tanto, la prensa, telediarios, periódicos, etc. ofrecen todos los muertos que se producen en el mundo, pues son esas noticias las que alimentan a la plebe. En tanto el DOMINADOR mueve los hilos del mundo, enriqueciendo a unos ( ellos mismos) y arruinando a los DOMINADOS (el resto). Los dominadores son los dueños de los medios de comunicación, o bien con sus millones imponen la desinformación necesaria para que los dominados continúen entusiasmados, alimentándose con el “menú” que les preparan sus amos en las alturas. Y se hace necesario el despertar de los dominados, pero les resulta difícil salir de la inercia que han aprendido desde la cuna. ¿Y quienes son los Dominadores? Pues pobres criaturas que sólo poseen millones y más millones. Y que son dignas de tanta compasión como los dominados.

Enviado por: Sandra Pazos

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Qué quieres comentar?