jueves, 15 de mayo de 2014

La vergonzosa manipulación de las encuestas electorales en España


LA VERGONZOSA MANIPULACION DE LAS ENCUESTAS ELECTORALES EN ESPAÑA


A tan solo unas semanas de la celebración de las elecciones al parlamento europeo 2014 se publican encuestas oficiales sobre intención de voto y resulta alarmante que se filtren informaciones procedentes del mismo Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) de España en las que sus miembros denuncian las burdas manipulaciones que los partidos-mafias dominantes han realizado sobre dichas encuestas electorales para hacer creer a la población que ellos son los favoritos.
La realidad, por el contrario, vaticina una catástrofe electoral para ese perro político bicéfalo PP-PSOE que dedican cada periodo de 4 años de mandato a servir fielmente a sus amos.

El índice de rechazo de los actuales partidos es alarmante: el 68,9% no votaría “nunca” o “casi nunca” al PP, y el 63,6% al PSOE. El 67,9% suspende al Gobierno y el 68,9% a la oposición socialista. Y sus líderes serán las principales víctimas del descalabro: el 86,4% tiene “poca confianza” o “ninguna confianza” en Rajoy y el 90,5% en Rubalcaba.




El CIS también ha sido manipulado por el régimenLa última encuesta del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) realizada hace un mes ha sido objeto de una burda manipulación, según denuncian funcionarios del CIS y ratifican todos los expertos demoscópicos consultados. El trabajo de los técnicos ha sido impecable pero los cargos políticos de este instituto han “metido la mano” para “maquillar” los resultados, según han hecho saber a “Espía en el Congreso” varios funcionarios de este organismo. La adulteración ha sido de tal calibre que cuando los ciudadanos han sido preguntados sobre la situación política española, las respuestas han sido contundentes: el 90% rechaza a Rajoy y Rubalcaba, el 80% al régimen en su conjunto que ha provocado la actual situación política y el 70% señala a PP y PSOE como máximos responsables. Sin embargo, el CIS ha entregado a los periodistas un resultado que asegura que el PP obtendría el 31,9% de los votos, el PSOE 26,2%, IU 10,9%, UPyD 8,9%, CiU-PNV-CC, 4,5%, ERC 2,5%, Amaiur-BNG (Los pueblos deciden), 1,9%, Compromís (Primavera europea), 1,7% y “otros partidos” el 6,6%. “La manipulación ha sido escandalosa, como nunca se ha visto aquí”, dicen los técnicos del CIS, que aseguran que están percibiendo como los “nuevos partidos” como Vox, Podemos, Movimiento RED, Ciudadanos, Partido X o Recortes Cero “están calando ampliamente entre los ciudadanos, pero no nos dejan ni preguntar por ellos”.
Si obviamos los resultados “cocinados”, la encuesta del CIS es demoledora para los partidos del régimen y pronostica una auténtica debacle electoral: la “situación económica” de España es juzgada como “mala” o “muy mala” por el 85,2%, el 86,7% la cree “igual” o “peor” que hace un año. Respecto a la situación política, los ciudadanos encuentran equivalencias: el 79,5% la ven “mala” o “muy mala” y un altísimo 91,9% “igual” o “peor” que hace un año.

Los ciudadanos tampoco parecen tener dudas sobre los responsables: el 80,3% dice que el paro está entre sus 3 principales problemas (o consecuencias), el 36,3% padece “la corrupción o el fraude”; 28% “los problemas de índole económica” y el 26% apunta a “los políticos en general, los partidos y la política”. Después se apuntan 3 grandes “paganos”: sanidad (10,4%), “problemas de índole social” (9,4%) y educación (9,0%). Más adelante la encuesta ciudadana es meridiana y casi unánime: un 98,3% ve sufrir problemas de paro (80,3%) y económicos (28%) y un 62,3% culpa a la corrupción, el fraude y a los actuales políticos y partidos.
 

Los técnicos del CIS que no quieren ver manchada su profesionalidad y honradez afirman que han podido dejar en la encuesta un “aviso a navegantes”, pero “solo para entendidos”. Lo han redactado en la habitual jerga demoscópica y, en efecto, así figura en la encuesta: “Dado que los datos de los indicadores “intención de voto” e “intención de voto + simpatía” son datos directos de opinión y no suponen ni proporcionan por sí mismos ninguna proyección de hipotéticos resultados electorales, en este anexo se recogen los resultados de aplicar un modelo de estimación a los datos directos de opinión proporcionados por la encuesta. Procedimiento que conlleva la ponderación de los datos por recuerdo de voto imputado y aplicación de modelos que relacionan la intención de voto con otras variables. Obviamente, la aplicación a los mismos datos de otros modelos podría dar lugar a estimaciones diferentes”.

La pericia con que los profesionales del CIS entregaron su encuesta a los políticos de este organismo no deja lugar a dudas y el trabajo era “inmaculado” antes de pasar por lo que ellos llaman “la tostadora” política:  “2.469 entrevistas; población española de ambos sexos de 18 y más años; Afijación: Proporcional; Puntos de muestreo: 243 municipios y 49 provincias; Procedimiento de muestreo: polietápico, estratificado por conglomerados, con selección de las unidades primarias de muestreo (municipios) y de las unidades secundarias (secciones) de forma aleatoria proporcional, y de las unidades últimas (individuos) por rutas aleatorias y cuotas de sexo y edad; Los estratos se han formado por el cruce de las 17 comunidades autónomas con el tamaño de hábitat, dividido en 7 categorías: menor o igual a 2.000 habitantes; de 2.001 a 10.000; de 10.001 a 50.000; de 50.001 a 100.000; de 100.001 a 400.000; de 400.001 a 1.000.000, y más de 1.000.000 de habitantes; Los cuestionarios se han aplicado mediante entrevista personal en los domicilios”. Sin embargo, el resultado que se ofreció a los medios de comunicación es que el 25-M ganaban PP o PSOE, dándolo como algo “irremediable” porque el voto apenas sirve, abonando con ello la abstención. La penúltima barrabasada de un régimen a punto de caer.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Qué quieres comentar?