domingo, 18 de mayo de 2014

Medicamento Truvada: el nuevo “condón” para prevenir el Sida entre personas sanas

El Centro para el Control de las Enfermedades (CDC, siglas en inglés), una de las grandes agencias sanitarias estadounidenses, ha hecho una polémica recomendación para que parte de la población tome el fármaco Truvada para “prevenir” el Sida. Os ofrezco una visión crítica del asunto.

Truvada sida vih medicamentoSi leemos con detenimiento y con cierto sentido crítico, podemos observar que de lo que estamos tratando es de una campaña de marketing para promover un medicamento entre la población sana  usando como coartada el miedo al Sida.
Con las nuevas recomendaciones de los CDC, como afirma El Mundo, se puede multiplicar por 50 el mercado de Truvada.
Según cita El País:

Los críticos del medicamento han cuestionado su seguridad, eficacia y precio (13.000 dólares al año, 9.500 euros) y han acusado al Gobierno de conspirar con las grandes compañías farmacéuticas a costa de la salud pública”.
Truvada tiene el marchamo de ser el primer tratamiento preventivo contra el VIH destinado a personas sanas con alto riesgo de contraer el virus a través de sus relaciones sexuales. Está fabricado por Gilead Sciences Inc., la empresa que creó el ya famoso por su inutilidad Tamiflu. El éxito económico del mismo por las campañas de marketing del miedo (gripe aviar, 2005 y gripe A 2009) es indiscutible; el mayor pelotazo o estafa sanitaria de la historia.

A lo de Truvada lo llaman “profilaxis pre-exposición”. Vaya que en teoría casi todo el mundo puede tomarlo. El negocio de prevenir es mucho mayor que el de curar pues hay más personas “sanas de Sida” que enfermas de Sida.
Desde 2004, Truvada se utilizaba como tratamiento para pacientes que ya estaban infectados por el virus del VIH. Un éxito en lo que a ampliación de mercado se trata. Truvada puede reducir el riesgo de contraer la infección por VIH en más de un 44%. No parece mucho ¿no? Ni la mitad de las personas que lo consuman se verán beneficiadas por el preparado.
Eso sí, al igual que todos los medicamentos, Truvada puede producir efectos adversos, aunque no todas las personas los sufran. Pero habrá quien los padezca sin que en su caso sea efectivo. La lista de efectos adversos es larga. En este artículo, su autor, escribe sobre el caso que se puede inducir a error sin tener que mentir y concede especial importancia a los daños que puede provocar Truvada en los riñones. Lo mejor es que leáis la ficha técnica del medicamento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Qué quieres comentar?