domingo, 18 de mayo de 2014

Caza de brujas en la Red: PP, PSOE y UPyD coinciden (hay que controlar y perseguir a los internautas desde el Estado)

Y para muestra, un botón


http://matrizur.org/index.php?option=com_content&view=article&id=31236:primer-detenido-por-desear-la-muerte-a-politicos-del-pp-en-internet-&catid=46:conocimiento-y-tecnologia&Itemid=69
 


El código penal se endurece

http://www.librered.net/?p=33453


La instrucción del ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, de investigar las redes en busca de mensajes delictivos sobre la muerte de Isabel Carrasco ha suscitado la unidad de tres partidos del régimen: PP, PSOE y UPyD. Para respaldar al Gobierno e ir “amasando” ya el pacto PP-PSOE, con Rosa Díez como celestina, los socialistas sacaron a su portavoz de Sanidad, José Martínez Olmos, quien ha urgido al Ejecutivo a regular las redes sociales “ante la catarata de comentarios indignos que muchas personas desalmadas vertieron en ellas”. Este diputado recordó que “no es, desde luego la primera vez que este tipo de cosas suceden” y alertó contra “los cada vez más llamativos abusos” que determinadas personas y grupos organizados hacen de las redes para insultar, presionar y denigrar a quienes no piensan igual o no opinan igual”, informa la agencia Europa Press.


Los socialistas se inclinan por volver a instaurar un sistema estatal de control pues aunque reconocen que “la inmensa mayoría de usuarios de redes sociales tienen un comportamiento ejemplar”, Olmos explica como “día tras día puede verse cómo en las redes sociales se vierten insultos, amenazas, presiones y comentarios “carentes del más mínimo respeto” por los derechos de las personas a quienes se les dirigen”. “Es una actitud de siempre (la intransigencia, el fascismo, la xenofobia, el autoritarismo), en un vehículo nuevo como es el que ofrece el universo 2.0 y las redes sociales”, agrega Olmos, quien condena a quienes vertieron comentarios “injuriosos y ausentes” del mínimo respeto sobre su figura como persona dedicada a la política, sobre los supuestos motivos del asesinato y sobre su vida personal”. Y precisa, curiosamente desde su cuenta en Twitter, que no pide censurar las redes sociales, pero sí que “las amenazas y comportamientos agresivos tengan las mismas consecuencias que si se hiciesen físicamente y no virtualmente”.
A su juicio, lo peor de todo es que esos comentarios, “procedieran de profesionales del periodismo o de anónimos personajes. “Todos los días asistimos a actuaciones en las redes sociales que proceden de personas y grupos indignos. Se hagan desde el anonimato cobarde o dando la cara”, sentencia. Por todo ello, pide una regulación que incluya desde un observatorio, un código de conducta, hasta los motivos para actuar y la manera de hacerlo desde los poderes públicos para castigar aquellas conductas que ya lo están cuando de otros medios se trata”.


Y del dicho al hecho: el PSOE ha hecho dimitir a la concejala de Meis (Pontevedra), Beatriz Martínez Sancho, por escribir en Facebook: “Cuando las barbas de tu vecino veas cortar, pon las tuyas a remojar. Tiembla Louzán que la gente anda muy desesperada y los sinvergüenzas que se enriquecen con dinero público terminan pagando… parece esto Sinaloa, jaja”, en alusión al presidente de la Diputación, Rafael Louzán (PP).  Pero aunque dimita, Beatriz Martínez Sancho no traga: “no hice ningún comentario amenazante hacia Louzán ni le llamé sinvergüenza. No me estaba refiriendo a él, sino que hablo en general de los políticos que se enriquecen aprovechándose de su situación”. También considera desproporcionada la repercusión que tuvieron sus palabras en la red social: “Estoy alucinando. Esto se sale de madre. Esto parece Corea de Norte. Me parece que incluso va en contra de la libertad de expresión”.

Susana Camiño, concejala de Educación en Vilagarcía, también ha sido obligada a dimitir tras escribir en Facebook que “quien siembra vientos recoge tempestades”. Pero Camiño, al contrario que Beatriz, incluso se ha disculpado: “Pido perdón a todo el que ofendí, a los compañeros del PP y a mi partido porque le hice un daño que no se merecía”.
Por su parte, Rosa Díez (UPyD) también ha expresado “todo el reproche a todos aquellos que se han tomado este crimen como algo sobre lo que poder hacer un debate político, minimizando sus efectos e incluso, en redes, llegando a justificarlo”. A su juicio, es un “momento duro para la política con mayúscula“, amén de para la familia personal y política.

Sin embargo, otros políticos como Gaspar Llamazares (IU) no comparten este criterio: “Hay que saber deslindar y si un comentario entra en el límite de la calumnia o la injuria, que se denuncie y se investigue para atribuir responsabilidades desde el punto de vista personal, pero en absoluto se puede abrir una caza de brujas a la búsqueda de un autor intelectual que no ha existido“, en alusión de lo que considera un “crimen común” y no un “crimen político”.
También Pablo Iglesias (Podemos) ha realizado la siguiente precisión: “En este país en el que estamos viviendo un drama social, nunca hemos visto a los partidos suspender actos cuando una desahuciada se tira por la ventana o cuando un parado despedido se quita la vida. Nosotros queremos construir un país en el que todas las vidas merezcan la misma consideración”. Su comunicado le ha granjeado la gruesa reacción del periodista y empresario televisivo Ernesto Sáenz de Buruaga: ¡Este es el gilipollas del que hablaba Luis del Val!” y de la tertuliana Isabel Durán: “Es una atrofia moral de una gravedad extrema”.

Enviado por: campos_de_manzanas

link1

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Qué quieres comentar?