domingo, 15 de junio de 2014

Escasez de insumos médicos obliga a paralizar 50 mil cirugías en el país



Cepillos quirúrgicos (los usados por los médicos para lavarse las manos antes de entrar a cirugía), guantes quirúrgicos estériles, batas quirúrgicas, cánulas nasales para administrar oxígeno, materiales para esterilizar el instrumental quirúrgico y suturas, son algunos de los insumos de uso diario que están registrando fallas de disponibilidad actualmente, y que llevó a la Red de Sociedades Científicas Médicas de Venezuela a pronunciarse.

La presidenta de la Red, María Yanes, junto a representantes de las sociedades de Medicina Interna, Neumonología, Otorrinolaringología, Cirugía Plástica, Dermatología, Ginecología y Obstetricia, y de la Academia Nacional de Medicina, informó que esta situación ha llevado a retrasar 4 mil cirugías electivas (no urgentes) en el Hospital Universitario de Caracas y 50 mil en todo el país, en centros públicos y privados, en los últimos 6 meses. Los datos los obtuvieron entre colegas que laboran en centros públicos y privados.

"Un solo material que falte en un hospital, es una vida que cae en riesgo”, alertó Enrique López Loyo, de la Academia de Medicina. Aunque no tienen datos de pacientes que hayan fallecido por la carencia de insumos, “una sola que fallezca porque no había medicamentos o porque un equipo está dañado y no haya repuestos, para nosotros como médicos es bastante. Es sumamente grave", expresó con preocupación Nahir Loyo, de la Sociedad de Dermatología.

“Esta declaración pública la dirigimos al pueblo venezolano para que conozcan la realidad y exijan al Estado que cumpla con la obligación de resolver esta gravísima situación. La falta de materiales de uso corriente puede conducir a un punto de quiebre”, señaló Yanes.

Además, recordó que como ente asesor han pedido audiencias a ministros anteriores y al actual (el 17 de enero) pero no han recibido respuesta.

Todas las especialidades están afectadas. Attilio Villarmosa, de la Sociedad de Cirugía Plástica, informó que en esa área “no hay prótesis para hacer una reconstrucción maxilofacial.
No se consigue sulfadiazina de plata para hacerle las curas a los pacientes quemados, las cuales deben practicarse cada 48 horas; no hay gases anestésicos de ningún tipo. Todo es en detrimento de la salud del paciente. Desde octubre comenzamos a ver las fallas y se han exacerbado.
Lamentablemente, las cirugías de emergencia están aumentando porque están suspendiendo las electivas, el paciente se complica y lo tienes que intervenir de emergencia”, señaló Villarmosa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Qué quieres comentar?