jueves, 26 de junio de 2014

Se vende España: los extranjeros se quedan con iconos empresariales, marcas señeras y edificios emblemáticos


espana se vende

Se vende España. ¡Y por cuatro duros! Compren ahora

Desde que estalló la crisis, lugares emblemáticos, empresas señeras y hasta equipos deportivos han sido objetivo de compra de inversores internacionales. Hace dos años BNP ya avisaba de que España iba a ser un “coto de caza”, así que éstas son algunas de las piezas más emblemáticas que ya se han cobrado. Y todavía podría haber más.

El perfil del cazador también es llamativo. No han sido grandes empresas europeas o estadounidenses (salvo algunos casos como el de Vodafone y Ono). El dinero ha llegado de países emergentes como China, Abu Dhabi o México; de grandes fortunas como Bill Gates, George Soros o John Paulson; de fondos míticos como PIMCO y del capital riesgo, especialistas en sacar rendimiento a activos en problemas.
El perfil de las presas también ha sido muy variado. Por un lado, el sector inmobiliario en todas sus vertientes: desde el emblemático Edificio España en Madrid, a hoteles como el Renaissance y el W en Barcelona, a los créditos tóxicos. También llama la atención la presencia de foráneos en el capital de las nuevas socimis, las sociedades inmobiliarias cotizadas, así como la pelea entre Goldman Sachs y Blackstone en el mercado del alquiler.

Por otro lado, grandes empresas con problemas financieros o con precios atractivos, lo que ha provocado que algunas de las marcas españolas más tradicionales hayan pasado a control extranjero aunque sea parcial.
Son los casos de Iberia, Campofrío (aunque ya pertenecía a un fondo), Deoleo, NH Hoteles o FCC, por citar algunas de las más relevantes. El golpeado sector financiero, aunque se ha reestructurado principalmente entre entidades españolas, también ha visto como entraba el capital extranjero en Bankia, Novagalicia o Popular.
Además de éstas, otras operaciones menos ortodoxas también se han cerrado, como la compra por parte de un fondo estadounidense del Club Baloncesto Sevilla a Caixabank, que lo heredó al adquirir la nacionalizada Banca Cívica y su filial Cajasol.


La crisis, además, se ha llevado definitivamente por delante a otras grandes marcas españolas como Fagor, mientras que otras de las más reconocibles, como Pescanova, Fadesa o Eroski luchan por sobrevivir.

 

Edificio España

A principios del mes de junio Santander confirmaba la venta del Edificio España al hombre más rico de China, Wang Jianlin, por 265 millones de euros. La entidad había adquirido uno de los iconos de la en 2005 por 389 millones. Este edificio fue el mayor rascacielos de Europa cuando se construyó en 1953.

Hotel Renaissance y Hotel W en Barcelona

El interés de Qatar por Barcelona es bien sabido. El patrocinador del FC Barcelona también ha aprovechado y en los dos últimos años se ha hecho con dos hoteles de la Ciudad Condal: el Hotel Renaissance y el Hotel W.

Centro Comercial Castellana 200

Los centros comerciales también han sido foco de interés de los inversores. Un consorcio formado por la gestora de fondos de pensiones norteamericana PSP y por Drago Capital se hicieron en mayo de este año con el complejo inmobiliario Castellana 200 por 140 millones. La operación no era la primera en España: en 2011 se hicieron con tres edificios, los madrileños de Gran Vía 32 y Miguel Yuste 40, y el barcelonés de Caspe 6-20.

Lar e Hispania

Una de las mayores novedades del sector inmobiliario ha sido el despegue definitivo de las socimis, las sociedades inmobiliarias cotizadas. La oportunidad no ha pasado desapercibida para los inversores extranjeros, que han entrado en estos vehículos. Grupo Lar se vio respaldada por PIMCO, el mayor gestor de bonos del mundo, mientras que en Grupo Hispania entraron los célebres gestores de hedge funds George Soros y John Paulson.

Viviendas en alquiler

A finales del año pasado se hizo visible también la pelea que mantienen el banco de inversión estadounidense Goldman Sachs y el fondo Blackstone por adquirir viviendas y garajes en alquiler. El primero se quedó con 3.000 pisos del IVIMA en Madrid, mientras que el segundo compró 1.860 viviendas en alquiler en 18 promociones de la Empresa Municipal de la Vivienda y Suelo de Madrid. Pero la inversión podría ser mayor.


 

Deoleo

La adquisición del gigante del aceite Deoleo por parte del fondo inglés CVC fue uno de los episodios más sonados. El Gobierno amenazó con entrar en la empresa más importante del sector, pero finalmente se llegó a un acuerdo. Un icono con marcas como Carbonell y Koipe que pasa un fondo británico, como ya hicieron en otros momentos Telepizza y Panrico.

Novagalicia

Novagalicia es el único caso de entidad financiera que ha acabado completamente en manos extranjeras, al menos de momento. Surgido de la fusión de las cajas gallegas, Caixa Galicia y Caixanova, acabó siendo adquirida por el venezolano Banesco tras ser nacionalizada por el Estado.

Iberia

Si bien la adquisición de la aerolínea de bandera por parte de British Airways se comenzó a fraguar cuando la crisis todavía no había mostrado toda su fuerza, también es verdad que no se puede desligar dado el papel que tuvieron Caja Madrid y la SEPI, accionistas de referencia.

Campofrío

La cárnica burgalesa también ha cambiado de manos con la crisis. Campofrío ha pasado a estar controlado por el grupo chino Shuaghui y por la mexicana Sigma Alimentos, que han decidido excluir de cotización al grupo, donde hasta ahora habían permanecido con participaciones significativas la familia Ballvé, fundadora del grupo, y Caixabank.

FCC, Bankia y Prosegur

George Soros no solo se ha fijado en el sector inmobiliario. El sector de la construcción y el de las finanzas también han sido objetivo suyo. El gestor negocia actualmente con Esther Koplowitz y podría hacerse hasta con un 30% de FCC, mientras que también entró en la colocación que hizo el Estado en las rescatada Bankia y Liberbank.
Por su parte, Bill Gates, el hombre más rico del mundo y fundador de Microsoft, también entró en la constructora. Además, ha comprado también una participación relevante en Prosegur.

Popular

Dentro del sector financiero pero fuera de las antiguas cajas de ahorro destaca la entrada de socios mexicanos en el capital de Banco Popular. La entidad presidida por Ángel Ron tuvo que ampliar capital para reforzar su solvencia para cerrar las heridas de la crisis.

NH Hoteles

A principios del año pasado, y tras muchas negociaciones, NH Hoteles dio entrada en su capital al grupo chino HNA, quien controla un 20% de la cadena española.

Repsol

También en el primer trimester del año pasado Repsol vendió su autocartera por 1.036 millones a Temasek, el fondo soberano de Singapur que controla el 6,3% de la petrolera española

Enviado por: salvaje

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Qué quieres comentar?