domingo, 21 de septiembre de 2014

Francia: Sarkozy anunció su regreso a la primera línea de la arena política



La noche de su derrota, proclamó su intención de retirarse para siempre de la política. Ayer, exactamente 866 días después de haber dejado el poder, el ex presidente francés Nicolas Sarkozy anunció oficialmente su regreso “para reinventar” la vida política de su país.

En un mensaje ambiguo publicado en Facebook, confirmó su intención de postularse a la conducción de su “familia política”, aunque sin citar ni una vez a su partido, la Unión por una Mayoría Popular (UMP), como si estuviera firmando su certificado de defunción.
El documento, que constituye una plataforma preliminar de su acción inmediata, anticipa su intención: transformar completamente su partido, a fin de poder crear “en tres meses las condiciones de un nuevo y vasto” movimiento al servicio de “todos los franceses, sin espíritu partidario y superando las diferencias tradicionales, que actualmente no corresponden a la menor realidad”.

“Para construir una alternativa creíble, tenemos que construir la formación política del siglo XXI”, precisó.
Sarkozy justificó su regreso por la “ausencia de esperanza” y el aumento, “como una inexorable marea, del desasosiego, el rechazo y la cólera contra el poder [socialista] y su mayoría, y de una manera más general, de todo lo relacionado (…) con la política”.

En otro párrafo, sin embargo, apela a “dar vuelta la página de las divisiones y rencores”, y asegura haberse sometido a una “autocrítica sin concesiones”, que le permitió “medir la vanidad de ciertos sentimientos”.
La elección interna para elegir al próximo presidente de la UMP está prevista para el 29 de noviembre, pero el documento difundido ayer permite inferir que no está dispuesto a someterse a ese calendario.
El texto de 647 palabras -en su versión original en francés- sugiere claramente su intención de disolver la UMP, cambiarle el nombre y crear un movimiento unificador.

Ese método fue inaugurado por el general Charles de Gaulle inmediatamente después de la Liberación con la creación de la Reunión del Pueblo Francés (RPF), que fue reemplazada por la Unión de Demócratas por la República (UDR) desde 1968 hasta 1976. Ese año, Jacques Chirac transformó la UDR en Reunión por la República (RPR), a la cual en 2002 rebautizó UMP.
En la mejor tradición gaullista, esos movimientos de amplio espectro ideológico trataron de aglomerar todas las corrientes que van desde la derecha hasta la centroizquierda, pasando por los republicanos, democristianos, radicales y otros grupos de menor representatividad popular.

Sus dos rivales en la batalla por la presidencia de la UMP, el ex ministro Bruno Le Maire y el diputado Hervé Mariton, probablemente, no se someterán de manera fácil a ese proyecto. Por otra parte, el ex primer ministro Alain Juppé, que anunció el mes pasado su ambición de postularse a la presidencia de la república, reaccionó al anuncio de Sarkozy al indicar que no aceptaría modificar el calendario interno de la UMP. Eso implica que, para concretar su proyecto, Sarkozy deberá ganar primero la elección.
Después de la renuncia del ex líder Jean-François Copé, debido a un escándalo de malversación de fondos, la UMP es dirigida por un triunvirato formado por los ex primer ministro Alain Juppé, François Fillon y Jean-Pierre Raffarin, secundados por Luc Chatel como secretario general.

Nunca fue secreto para nadie que, durante los 28 meses de ausencia de la vida política francesa, Sarkozy preparó pacientemente su regreso. Pero las cosas, probablemente, no sean tan fáciles como espera.
Criticado y devaluado políticamente por lo poco que hizo durante su presidencia y por el giro de ultra-derecha que imprimió a su campaña presidencial de 2012, Sarkozy concentrará el fuego nutrido de sus adversarios dentro de su propio partido, del gobierno socialista e incluso de la extrema derecha, que teme otra vez perder parte de su electorado.
Su regreso también se verá dificultado por la existencia de seis causas judiciales e investigaciones pendientes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Qué quieres comentar?