domingo, 30 de noviembre de 2014

Cuidado con el moho

Si usted vive en una zona en la que las humedades han prosperado hasta la producción de moho en sus paredes, rodapiés o techos, es posible que pueda tener problemas cerebrales.
O eso es lo que han descubierto unos investigadores de Washington quienes mostraron unas claras evidencias en la reunión anual de neurociencia, el pasado 15 de noviembre.


masmohoparedesAl parecer, Cheryl Harding, psicólogo de la Universidad de la Ciudad de Nueva York, y sus colegas dosificaron dosis bajas de esporas de hongos Stachybotrys, habituales en casas con humedades en la nariz de ratones tres veces por semana. Después de tres semanas, los ratones no parecían mostrar síntomas de enfermedad. Pero tuvieron problemas importantes de memoria. Asimismo, los ratones estaban más ansiosos de lo normal. Los déficits de memoria y ansiedad aparecieron junto a la reducción de nuevas células cerebrales en la zona cerebral del hipocampo – una parte que juega un papel fundamental en la memoria, todo esto se hizo en comparación a otros ratones de control que no mostraron ninguno de estos síntomas en ambientes normalmente secos de moho.

Harding y sus colegas también encontraron que los comportamientos relacionados con el aumento de proteínas inflamatorias en el hipocampo. La exposición al moho, puede desencadenar una respuesta inmune en el cerebro. Los resultados, dice Harding, quizás ayuden a explicar porque algunas de las personas que viven con moho en edificios se quejan de problemas como la ansiedad y dificultades cognitivas.
Como vemos nuevamente, los hongos tienen la mala costumbre de atacar nuestro cerebro modificando la conducta y el comportamiento norma, quizás si usted nota cambios de humor o una olvidadiza memoria en algún conocido o familiar, esto sea debido a que vive en un entorno de estas características.

Enviado por: Joy

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Qué quieres comentar?