lunes, 2 de marzo de 2015

Un estudio afirma que la vacuna triple vírica (que contiene células de fetos abortados), puede provocar autismo



Un estudio titulado “Theoretical aspects of autism: Causes–A review”, publicado en la revista científica Journal of Immunotoxicology por la doctora Helen Ratajczak en el año 2011, establece una posible relación entre los ingredientes de la vacuna triple vírica (sarampión, paperas, rubeola) y el desarrollo de autismo.


Una de las posibles causas, según la Dra. Ratajczak, se debería al ADN humano utilizado en las vacunas, incluídas las células de tejido pulmonar extraído de fetos abortados.
Inicialmente, los fabricantes de vacunas usaron timerosal (que contiene mercurio) en la mayoría de las vacunas infantiles, pero posteriormente empezaron a elaborar vacunas utilizando tejido humano para hacer crecer los virus, como el sarampión y la varicela.

Ratajczak observó una correlación entre la introducción de ADN humano en la vacuna triple vírica y el autismo, lo que sugiere una posible relación. También observó un incremento adicional de casos de autismo en 1995, justo después de que los fabricantes de vacunas comenzaran a cultivar la vacuna contra la varicela en tejido fetal humano.

Según Ratajczak, el ADN en las vacunas es absorbido por las células humanas y se recombina en su genoma, pudiendo causar daños cerebrales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Qué quieres comentar?