domingo, 19 de abril de 2015

Jugando a ser esclavos


jug esc_00000


Hace décadas que estamos inmersos en ello.

Se trata de un proceso que se está produciendo ante nuestros ojos y que poco a poco esboza un nuevo modelo de humanidad.

Si tuviéramos que ponerle un nombre, lo podríamos llamar “Proceso de Externalización”.
Se desarrolla de forma aparentemente natural y avanza imparable, a caballo de las transformaciones sociales y tecnológicas.
Consiste, básicamente, en la “externalización” de muchos de los procesos mentales que hasta ahora ejecutábamos nosotros mismos, a nivel interior e individual; procesos intelectuales realizados por nuestra psique y que dependían exclusivamente de nuestra propia capacidad y que ahora, en aras de la comodidad, la eficiencia o la rapidez, externalizamos progresivamente para que sean gestionados por “actores” externos.
Pongamos un ejemplo: cada vez necesitamos ejercer menos la memoria y la capacidad para “almacenar datos” en el interior de nuestro cerebro, ya que podemos acceder de forma rápida y eficiente a grandes niveles de información contenidos en Internet, convertido, cada vez más, en una especie de memoria global común.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Qué quieres comentar?