domingo, 17 de mayo de 2015

Un racista británico pretendía matar al príncipe heredero a la Corona


Según se ha revelado durante un juicio, Mark Colborne, un fanático ultra-derechista británico, estaba conspirando para matar el príncipe Carlos para que el príncipe Harry pudiera convertirse en rey.

Colborne esperaba poder “meter una bala en la cabeza de Charles”, utilizando un rifle de francotirador “para el pueblo ario”.
El acusado, de 37 años de edad, está acusado de planear un ataque con cianuro contra minorías étnicas porque se sentía “menospreciado” por ser blanco y ser pelirrojo.

En un cuaderno incautado en su casa, el acusado escribió que: “Yo no quiero ser un asesino en serie; quiero ser más como Anders Breivik (el asesino de masas noruego neo-nazi) y tener objetivos potenciales abiertos. Estaba esperando la oportunidad de matar a uno de ellos. Sería bueno si fuera el príncipe Carlos”

charles


Y agregó: “Tomar una buena posición y meterle una bala en la cabeza a Charles. Está protegido, pero no demasiado protegido. Yo sacrificaría mi vida para que un tiro matara a Charles y William y Harry se convirtieran en reyes Matar a los tiranos”



Príncipe Harry disfrazado de nazi, quizás lo que impulsó a Colborne a sentir simpatías hacia él

Príncipe Harry disfrazado de nazi, quizás lo que impulsó a Colborne a sentir simpatías hacia él
En 2013 escribió acerca de la búsqueda de información sobre la elaboración de “gases nerviosos que son tan mortales como las armas nucleares”.


Y agregó: “Estoy atascado entre la comisión de destrucción masiva utilizando un arma de destrucción masiva o solo actuar contra los tiranos. Muchas veces he querido meter la toxina en las manijas de sus puertas, que con el tiempo se filtra a través de su piel y los acaba matando, pero hacerlo a más de un vecino, podría despertar sospechas”
Colborne, que sufría depresión y agorafobia, rastreó internet en busca de explosivos y venenos.
Luego adquirió los productos químicos que eran los ingredientes esenciales para fabricar veneno mortal de cianuro, hizo acopio de máscaras contra el polvo, embudos de filtro de metal, jeringas de plástico y guantes de látex.

Pero en junio del año pasado, su hermanastro alertó a la policía tras descubrir los productos químicos y los documentos que detallaban su odio racial, en su habitación en la casa familiar en Southampton.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Qué quieres comentar?