viernes, 28 de agosto de 2015

80.000 estudiantes chilenos reclaman educación 100% pública y de calidad


Al menos 80 mil estudiantes marcharon el jueves por las calles de Santiago, capital chilena, en reclamo de educación gratuita y de calidad.

Durante la marcha convocada por la Confederación de Estudiantes de Chile (Confech), los estudiantes además de exigir a la presidenta Michelle Bachelet que cumpla su promesa de ofrecer educación gratuita a todos los ciudadanos, solicitaron que “la educación superior sea un derecho”.
“El gobierno ha hecho zigzagueos una y otra vez con la gratuidad, sin especificar criterios como a qué se refiere con democratización, por ejemplo”, criticó la presidenta de la Federación de Estudiantes de la Universidad de Santiago, Marta Matamala.


Por su parte el dirigente estudiantil de la Universidad Diego Portales, Nicolás Fernández, afirmó que la manifestación entrega “una nueva oportunidad al Gobierno para que salve el proyecto de la Reforma Educativa y con ello la educación chilena”.

La marcha, avanzaba en forma pacífica, sin embargo, un grupo de encapuchados intentó cometer disturbios y desórdenes en plena Alameda, la principal avenida de la ciudad de Santiago, lo que provocó la intervención de los efectivos de Carabineros, que utilizaron carros lanza agua contra los manifestantes y detuvieron a algunos de ellos. El número de arrestados se desconoce.
Las organizaciones estudiantiles chilenas tienen previsto participar en un diálogo con el Gobierno sobre la reforma a la educación superior, antes de que el Ejecutivo la envíe al Parlamento el venidero diciembre, según lo anunció la ministra de Educación chilena, Adriana Delpiano.
Al respecto, la dirigente estudiantil Matamala dijo que “cuando existe esa falta de claridad, uno no entiende entonces por qué estamos implementando algo en el 2016. Lo que uno esperaría es que la gratuidad estuviera incluida en la reforma como tal y no fuera parte de un adelanto que busca dejar tranquilos a algunos”.

No solo los estudiantes protestan, el 17 de junio, miles de profesores chilenos salieron a las calles de Santiago para protestar contra la reforma educativa y exigir una “carrera docente decente”.
Las marchas se han intensificado mientras la presidenta Bachelet defiende las reformas educativas.
A pesar de que, el año pasado, el Gobierno anunció que a partir de 2016 la educación universitaria sería gratuita, la reforma educativa se ha convertido en el principal campo de batalla ideológica y política del país suramericano, no sólo entre el Gobierno y la oposición, sino también dentro de la propia coalición oficialista.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Qué quieres comentar?