sábado, 7 de mayo de 2016

Países de la UE que paguen no estarán obligados a acoger refugiados

En el marco de la reforma de la política de asilo, la Comisión europea propone establecer cuotas de pago para los países que rechacen recibir a víctimas de guerra.
Con el nuevo proyecto de reforma, viene una novedad: los países miembros podrán pagar su derecho de no albergar migrantes y refugiados.


Una vez que el flujo de refugiados en un país de la Unión Europea sobrepase el límite preestablecido —el cual se calcula a partir de la densidad de población y el nivel de bienestar del país- el estado que se niegue a conceder asilo deberá pagar 250.000 euros por persona.
Para que este mecanismo entre en vigor, se necesita el consenso de la mayoría de los países de la Unión y del Parlamento europeo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Qué quieres comentar?