martes, 29 de noviembre de 2016

La India Prohíbe los Billetes de 500 y 1000 Rupias

Es evidente que nos dirigimos hacia un mundo en el que efectuar transacciones con dinero en efectivo será viso como sospechoso, quieren mantener el control económico sobre el ciudadano gracias a la “lupa estatal” que suponen las transacciones digitales contra el anonimato del dinero en efectivo.

Los Billetes de 500 y 1000 Rupias, equivalentes a unos 6,8 Euros el de 500 Rupias y unos 13,7 Euros el de 1000 Rupias han sido eliminados por sorpresa, de la noche a la mañana y en un discurso televisivo, el primer ministro de la India, Narendra Modi, dijo un martes día 8 de Noviembre, que al día siguiente y a partir de la media noche, esos billetes no serán de curso legal y se convertirán en un trozo de papel sin valor.

Eso sí… pretende que se cambien por billetes nuevos de 500 y 2000 rupias antes de fin de año, suponemos que aquellos que intenten cambiar cantidades “sospechosas”, serán interrogados sobre su procedencia.
¿Qué alega Modi para tomar tal medida?, pues que hay muchos billetes en circulación y que muchos provienen de la corrupción, sinceramente, no entiendo como billetes de unos 10 Euros se pueden considerar elementos de corrupción o de evasión de divisas, ya que para evadir unos 1.000.000 Euros, necesitarían un  vagón de billetes de 500 rupias, cosa que en Europa, se puede hacer con 2000 billetes de 500 euros, es una cuestión de tamaño… como casi siempre ocurre.
Al parecer las inmensas colas que se han formado en los bancos unido a la sospechosa parada de los cajeros automáticos, esta medida ha provocado un caos en la India de proporciones bíblicas si tenemos en cuenta que esos dos billetes representan el 80% de los billetes existentes en circulación.
Imagen real de las colas en los bancos producidas por la medida tomada
Imagen real de las colas en los bancos producidas por la medida tomada
Por si fuera poco, limitaron la disposición de efectivo semanalmente a unas 22.000 rupias más o menos (unos 300 Euros) con lo que muchas personas han visto como no podían hacer frente a los gastos semanales habituales.
Pensamos que este primer ministro, se inspiró del BCE, que hace tiempo elimino la emisión de billetes de 500 Euros, no obstante estos billetes de momento siguen siendo de curso legal.
Si lo sumamos al caos que se formó en Italia cuando prohibieron las transacciones en efectivo por más de 1.000 Euros (ahora lo han subido a 3.000 Euros) así como la información al Banco de España por cada retirada de cantidades superiores a 3.000 Euros en efectivo unido a políticas similares en otros países, vemos como el intrusismo estatal, en no pocos casos suple su incompetencia a la hora de controlar su propia corrupción así como la gestión económica correcta de un país.
Países como Suecia, que se está planteando seriamente eliminar el dinero en efectivo y todo el dinero se convertirá en celdas de memoria de bancos de datos y las transacciones viajarán por wifi… esperemos que no tengan un corte de corriente eléctrica, ya que esto paralizaría totalmente el país, asimismo, desconocemos como darán la propina a sus hijos, o la limosna a los necesitados… quizás a los primeros les regalen una Tarjeta de Crédito y a los segundos una Bacaladera.
En resumidas cuentas, nuestra generación verá el final del papel moneda, de ello, ya hablamos hace años.

 ¿Por qué?

El papel moneda, molesta a la banca y las entidades financieras, es incómodo, poco controlable y la gente lo puede guardar en su casa, por el contrario el dinero digital tiene forzosamente que estar depositado en sus bodegas y permite un control de las actividades ciudadanas por parte del estado, ese es el objeto real de tal medida.
Excusas peregrinas como ejemplos de corruptos que almacenaban enormes depósitos de billetes de 500 euros en sus casas, son las coartadas que nos ponen en las narices para que seamos nosotros los que pidamos estos cambios, a fin de cuentas esos casos son esporádicos y minoritarios frente a las grandes evasiones digitales que como siempre ocurre, no trascienden por que los trasgresores quizás sostengan la pluma que firma la ordenanza.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Qué quieres comentar?